Instantes de Felicidad/ junio 19, 2018/ 0 comments

Taberna-Museo Joaquin Sabina en Úbeda.
Valora este post

Taberna Calle Melancolía de Úbeda 

Calle Melancolía,7

De camino a Córdoba, pasamos por Úbeda, dónde hicimos noche por varios motivos muy especiales: 

🔹Porque allí nació Joaquin Sabina y está su casa. 

🔹Porque hay la Taberna Melancolía. La taberna-museo de Joaquin Sabina.

🔹Porque su Conjunto Monumental Renacentista ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

🔹Porque nos vamos por los cerros de Úbeda muchas veces, 🙂 

 

Pero ahora os vamos a contar y enseñar cómo es la Taberna-Museo Melancolía, 7.

Carlos es un gran fan del cantautor, se sabe tooodas las canciones, así que nos hizo mucha ilusión pasearnos por Úbeda y sobretodo…ir a tomarnos unas cervecitas allí. 

Taberna Melancolia 

Sólo la decoración del exterior ya nos encantó: una escultura de la silueta de Sabina, mostrando la ventana; el letrero del bar del que cuelga un complemento muy característico suyo, el bombín y unas cortinas que dan un aire antiguo y a la vez familiar.

Ya en el interior te trasladas en otro mundo: escuchas su música, ves todas las paredes llenas de fotografías del artista de todas las edades, de sus amistades, objetos de la época, y sus frases míticas, de las cuales nos quedamos con estas dos: 

“La vida no se cuenta por minutos, sino por sueños” 
 
“La vida no se cuenta por las veces que respiras sino por las veces que te dejan sin aliento”

Interior de la Taberna-Museo Calle Melancolía,7.

 
 
Te dejamos con el vídeo que grabamos mientras tomábamos un aperitivo. 
 

 
La dirección de la Taberna es: 
Calle Real, 57. Úbeda. 
 
 
 
✅ Si quieres ver la casa dónde nació tienes que ir a esta dirección: 
 
 
20 de la Plaza Primera de Mayo Úbeda.
 

Casa natal de Joaquin Sabina.

 
 

En ella podrás observar una cerámica realizada por Alfonso Cobo, artista local y gerente de la Taberna Calle Melancolía. En la placa puedes observar el cantautor con su clásico bombín y la silueta de la Sacra Capilla de El Salvador, sobre una plancha de hierro. 

La idea surgió a raíz de las muchas personas que preguntaban por la casa de Sabina en la taberna para fotografiarse allí, pero delante de un portón de madera sin símbolos se quedaban  defraudados, y en este momento le surgió la idea de realizar esta obra de cerámica.

Nosotros no podíamos ser menos y también tenemos la nuestra. 🙂 

 

Nuestro recuerdo delante de la casa de Joaquín Sabina.

 
 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*